Me gusta ir a lo práctico. Siempre que buscaba información sobre marketing digital era puro blablabla. Nadie te ponía ejemplos de la vida real. 

Ahora vamos a ver 5 tips de marketing digital: ver a las redes sociales como una herramienta, descubrir dónde está la atención de la gente, personalizar los mensajes, enfocarse en el contenido y entender que los comportamientos no cambian, pero las plataformas sí.

Es lindo leer de marketing. También está bueno ver gente que te inspire, charlas TED y demás. Pero a la hora de prender la computadora y abrir el Facebook de nuestro emprendimiento nadie sabe qué hacer. El marketing digital es todo un mundo, y acá lo vamos a transitar juntos.

1) Las redes sociales son una herramienta, no una estrategia

Esta es la primer regla. Si alguien te pregunta tu estrategia, no digas “Facebook”. Eso es sólo una herramienta, tu estrategia es digital.

Ahora voy a decir lo más importante de todo este blog: entendé para qué le sirven las redes sociales a tu emprendimiento o empresa.

Ejemplo

Una vez me preguntaron qué podían hacer con un emprendimiento de pastas caseras con un público muy reducido en Ushuaia (ciudad chica), en otras palabras: cómo aumentar las ventas online. Si nos ponemos a pensar en este ejemplo, ¿recomendarías una estrategia digital? Yo sí. Es cierto que el público es limitado, pero si no salís al mundo en algún momento tus familiares se van a cansar de comer tus pastas caseras todos los domingos la mediodía.

Pero vamos un poco más lejos. En este caso, la utilidad de hacerse un Facebook no sería tanto por la imagen de marca, sino por la gestión de pedidos. Otra técnica muy favorable sería la de hacer sorteos en Facebook por ejemplo.

Estoy seguro de que con 7 dólares usando los anuncios de Facebook llegas a tu límite de pedidos en 6 días. Incluso se puede crear una especie de juego entre el momento en el que se abre la recepción de pedidos hasta que se cierra (sería jugar con las expectativas del consumidor).

El asunto es que en este caso Facebook funciona más como una herramienta para gestionar pedidos. Y en segunda instancia, se puede crear una marca con tiempo y paciencia. Las redes sociales son herramientas, no estrategias. Hay que saber cómo se usan y que red social elegir.

2) ¿Dónde está la atención?

Con respecto a redes sociales, se sabe que las 3 plataformas del momento son Facebook, Instagram y Snapchat. La atención está ahí (y más que nada en Instagram).

Lo importante es ir a donde está la atención. Esto puede variar mucho dependiendo de tu público objetivo. La atención de los millennials no está en el mismo lugar que la de los adultos, ni tampoco la atención de un diseñador gráfico está en el mismo lugar que la de un arquitecto.

No te cases con ninguna plataformas. Siempre se va migrando a donde esté la atención de la gente. De la radio a la televisión, al mail, a las páginas web, a los blogs y ahora a las redes sociales. El circuito no termina acá. Uno tiene que anticiparse. El que llegar primero agarra más de la torta.

3) Personalizar los mensajes

Se dice que los marketeros arruinamos todo, y es cierto. En la década del 2000 mandar un mail masivo te daba una respuesta del 90% (apertura de mail). Hoy con suerte llega al 12%, y la mitad de esos lo abren para desuscribirse. La atención estaba en los mails, llegaron miles de marketeros  a mandar mails masivos y ahora todos los odian.

marketing digital

En la empresa que trabajaba teníamos la estricta orden de mandar mails masivos con nuestros productos más el precio. Esto es lo peor que pueden hacer. No lo hagan nunca. En serio. Así que hice un experimento: me tomé el trabajo de mandar 95 mails totalmente personalizados. No eran solo con nombre, eso lo hace cualquiera. Era nombre, producto que compró, fecha de compra y razón social. Lo novedoso es que no les quería encajar productos, simplemente les preguntaba cómo andaba el producto que compraron y si tenían alguna consulta. La tasa de respuesta fue del 53%.

Este experimento lo cuento para que sepan que la gente ama la personalización. Personalizar es una forma de dar valor a los consumidores. No esperen resultados extraordinarios haciendo cosas masivas. Para buenos resultados hay que trabajar en serio. En caso de tener que recurrir a recursos masivos, personalicen lo máximo posible.

4) El contenido es el rey

Es todo risas hasta que hay que ponerse a trabajar. El contenido es lo que va a ser que tu marca sea conocida, no lo subestimes. Para ganar conciencia de marca tu mejor arma es el contenido de calidad.

Con calidad me refiero a desempeño, no a complejidad. Esto depende mucho si estás en B2B (empresa a empresa) o B2C (empresa a consumidor final). De todas formas, para B2B el consejo por defecto es convertirte en experto en tu área. Hay formas de mandarles anuncios de Facebook directamente a personas que trabajan en X empresa (a la que quieras llegar). Si te interesa esto último dejame un comentario y más adelante hago una guía paso a paso. Es algo MUY subestimado, pero con poder increíble.

En el caso de que quieras una guía estrictamente práctica sobre cómo crear contenido para redes sociales, podés ver esta guía.

marketing digital

5) Los comportamientos no cambian

A pesar de que la tecnología avanza, las bases se mantienen. Por eso conocerlas es importante. La necesidad de compartir existió siempre, no es algo que inventó Facebook. Antes de que existiera Facebook si me sentaba a la mesa para cenar con mi familia y me ponía los auriculares se armaba un quilombo increíble, la cosa era “compartir en familia”. Ahora pasa lo mismo, pero en redes sociales.

¿Viste alguna vez en Facebook enunciados como “etiqueta a un amigo que le pase esto!” o “compartí a ver cuál gana!”?. Es porque se trata de compartir! La gente lo hace. Doy fe de eso, yo mismo uso ese tipo de enunciados.

El mismo comportamiento aplicado a Instagram puede ser publicar una historia para que la gente le saque screenshot, la suba a su propia historia y participe por una bikini a elección. La gente ama los regalos. Todos amamos los regalos. Es una prueba de que lo que cambian son las plataformas.

Insisto con esto: los comportamientos no cambian, la tecnología sí.

Conclusión

Ya vimos los 5 tips: usar las redes sociales como herramientas, ver dónde está la atención de mi público objetivo, personalizar los mensajes, usar contenido relevante y por último entender que los comportamientos no cambian, lo que cambian son las plataformas.

Uno siempre tiene que hacer lo que tiene a su alcance en marketing. El principal consejo, además de seguir los consejos de marketing que escribí recién, es enfocarse en lo que uno es bueno.

Siempre hay que potenciar las fortalezas, no balancear las debilidades.

Si te gustó lo que leiste suscribite al blog en el pie de página y nos vemos en la próxima!