A la hora de generar contenido para redes sociales, viene una parte fundamental en la estrategia de marketing digital. ¿Cómo hago que mis posts tengan más interacciones? En este artículo vas a saber lo que todo social media manager debería saber: el concepto de distribución en redes sociales, vital para tu estrategia de marketing de contenidos.

Ya sea que estés usando Facebook, Instagram o LinkedIn en tu estrategia de content marketing, el concepto de distribución es clave. Y lo mejor de todo, la distribución del contenido es totalmente orgánica. Pero antes hay que saber qué es el content marketing, así después pasamos a explicar la distribución de ese contenido.

¿Qué es el content marketing?

El content marketing, o marketing de contenidos, es la estrategia que usas para dar valor a tu público objetivo. Usas el content marketing para atraer a estas personas que te interesan, y empezar una relación a largo plazo. No usas los estímulos agresivos (como un descuento del 50%), ni la saturación en medios tradicionales, sino que te centras en el contenido.

Relaciones y transacciones

La pregunta típica es, ¿qué es ese valor que le puedo dar? Puede ser desde entretenimiento como memes, hasta contenido aspiracional, o cualquier cosa que valore el consumidor (consejos, frases de motivación, videos graciosos, contenido relacionado a la temática de la página, información, etc).

Si te interesa saber más, escribí este artículo para aprender sobre el concepto de valor en marketing.

Ahora que sabemos lo que es el content marketing, el concepto de valor y los contenidos en redes sociales, pasemos al centro de este artículo:

¿Qué es la distribución en redes sociales?

Con distribución entendemos a la difusión del contenido a tu público objetivo (prospectos).

Te conviene aplicar la distribución con las piezas de contenido que tengan una performance mayor al promedio, es decir que tengan un rendimiento sobresaliente a las demás.

Podes leer este articulo de Titanium Consulting Group para profundizar más sobre marketing digital.

Ahora vamos por parte, primero voy a explicar lo de prospectos y después lo de la distribución:

¿Quiénes son los prospectos en marketing digital?

Los prospectos son aquellos potenciales clientes o espectadores. Digo espectadores porque en el caso de páginas generadoras de contenido (como la fanpage de este blog) no buscan lucrar, sino formar una comunidad. Entonces, estos prospectos, tomando a Facebook como ejemplo, están presentes en los grupos de la plataforma.

Si bien los grupos de Facebook tuvieron varios cambios a lo largo de los años, hoy en día están en auge, y tenés de tooodos tipos. Es por esto mismo que los grupos o comunidades online son un pilar del content marketing. Logran la homogeneidad dentro de la heterogeneidad. Es decir, dentro de Facebook (donde todos son distintos), los grupos agrupan a personas con intereses comunes (intereses como el marketing, el diseño, los memes, la universidad, el fútbol, etc). Es algo que no se puede dejar pasar.

La distribución en el marketing de contenidos

Primero unite a 4 o 5 grupos del tema que te interesa, y lo primero (antes de difundir tu contenido), es colaborar de forma activa en los grupos. Respondé dudas, escribí tus opiniones, dales valor. Sabemos que el marketing es un intercambio de valor, y por eso después vas a pasar a difundir tu contenido.

Acá les dejo un ejemplo del poder de la difusión del Facebook de este blog:

contenido para redes sociales

Más de 62.000 personas alcanzadas de forma orgánica (con 4.000 seguidores). El alcance fue de más de 15 veces el número de seguidores de la página. Eso es distribución (con un nivel de engagement notablemente bueno).

La distribución en grupos genera interacción MUY alta, justamente porque agrupa gente con intereses en común, y justamente de aquellos intereses a los que vos apuntas!

Aplicando la distribución en el content marketing

Ya sabés la clave del content marketing, dar valor y saber distribuirlo, sin miedo. El contenido que difundas es un aporte más para que la comunidad siga viva. No lo veas como spam, porque no lo es. Esto es, obviamente, siempre y cuando tu contenido aporte valor como dijimos antes, eso no lo podés saltear.

Ahora, a ponerlo en práctica en tu estrategia de marketing de contenidos!