Con el avance del coronavirus en el mundo y la reclusión de la población en sus casas el sector comerciante y emprendedor sufre uno de sus golpes más bajos de los últimos años.

Si bien todos sabemos que lo primordial es la salud, también sabemos que es obligatorio el pago de salarios, alquileres, impuestos, proveedores, mercaderías, publicidad, sitio web e infinitos gastos que conlleva tener una marca o negocio (muchísimos más de los que se imaginan).

Entonces la gran pregunta es la siguiente, ¿de dónde se obtiene el dinero para cumplir con los pagos? ¿qué pasa con mi comunidad y seguidores en redes sociales? ¿está justificado un silencio por parte de mi marca?

La discusión no pasa por si está bien paralizar la economía o no, sino que pasa por dónde se obtiene ese dinero para pagar los salarios o compromisos monetarios, así como también con qué contenido podemos seguir en contacto con nuestra comunidad.

En este artículos les voy a recomendar varias ideas, tips, estrategias y cursos de acción que pueden seguir para poder seguir generando ingresos en sus marcas y comunicándose con sus seguidores o prospectos en redes sociales. ¡Empecemos!

Evaluar el alcance de la cuarentena en mi negocio

La parte fundamental es evaluar en qué situación nos encontramos hoy teniendo en cuenta el sector del mercado que atendemos. ¿Estamos frente a una detención total de los ingresos de nuestra marca? ¿Qué otros canales de venta tenemos (whatsapp, redes sociales, tienda online, distribuidores, etc)?

Por ejemplo, si tuviste que cerrar tus negocios físicos, ¿contás con otro canal de comunicación y venta? ¿Tenés stock para planificar una estrategia de contingencia? ¿cómo están las métricas de tus redes sociales últimamente? ¿ya sabes cuáles son tus pilares de contenido en redes sociales?

Son preguntas que parecen básicas pero son el punto de partida para tomar los tips y consejos que les voy a dar a continuación. Si ya respondiste esas preguntas pasemos a lo práctico!

Aumentar las ventas en cuarentena

Hay un tipo de estrategia que se está viendo en varios negocios de distintos rubros, y es la de vender de forma anticipada productos o servicios que se consumen después de la cuarentena. ¿A qué me refiero con esto?

A vender “bouchers” o “vales” que se pagan hoy, pero se reciben al terminar la cuarentena. Veamos un ejemplo de la librería Dickens:

¿Cómo vender más durante la cuarentena?

Ejemplo de cómo la Libreria Dickens sigue vendiendo a pesar de mantener sus puertas cerradas.

Haciendo este tipo de acción de venta anticipada la marca puede asegurar algunos ingresos de dinero comprometiéndose a entregar el producto más adelante.

Con un cliente que tiene una cadena de locales físicos estamos migrando 100% a la venta online comunicando todo lo posible el hecho de que las entregas de los pedidos se realiza una vez terminada la cuaretena. Parece simple pero da muy buenos resultados!

Otro caso que puede servir para aumentar las ventas en cuarentena es implementar el envío a domicilio (siendo que normalmente no lo ofreces).

En este caso podemos ver el ejemplo de Jerome, un bar muy conocido de Buenos Aires que ante la crisis y la cuarentena empezó a ofrecer y publicitar el envío de sus famosas papas fritas y cerveza:

Reinventar una marca en plena cuarentena

El reconocido bar Jerome ofrece sus famosas papas fritas a domicilio.

Contar qué pasa con la marca en cuarentena

Otra acción que recomiendo seguir en medio de la cuarentena es contar cómo afecta la cuarentena a la marca, así como también qué hace la marca en consecuencia.

Cuando hablo de contar cómo afecta la cuarentena a la marca me refiero a subir historias a Instagram contando que a partir de ahora el único canal de venta va a ser la tienda online o el WhatsApp, mostrar cómo se realiza una compra de forma online mediante capturas de pantalla, contar a los seguidores cómo se está manejando la marca con el tema del stock, o de un futuro lanzamiento, etc.

Por otro lado, cuando hablo de cómo la marca está actuando en consecuencia me refiero a mostrar que el equipo de atención al cliente ahora se está quedando el casa, que están aprovechando a hacer brainstorming de ideas para nuevos proyectos o productos, que están aprovechando este tiempo para analizar las métricas de la tienda online (actividad a la que nadie le dedica el tiempo que merece), o que la marca ahora está mejorando el SEO de su web, o cualquier cosa que la marca esté haciendo con su tiempo libre.

Crear contenido situacional

El contenido situacional es aquel tipo de contenido que muy probablemente no subiríamos a nuestras redes sociales, salvo en un contexto particular como es la cuarentena obligatoria.

Por ejemplo se está viendo en muchas marcas que toman la situación de la cuarenta y crean contenido sobre cómo pasar el tiempo de encierro en sus casas. Dentro de este tipo de contenido encontramos:

  • Recetas de cocina
  • Noticias positivas sobre el coronavirus (número de personas sanadas, situación en otros países o ciudades)
  • Recomendaciones de cuentas a seguir
  • Difusión de noticias relevantes no relacionadas al virus (por ejemplo difundir productos/servicios/cursos que las marcas están dando gratis por la cuarentena)
  • Anuncios de Instagram lives que sean relevantes para la audiencia
  • Memes relacionados al encierro y la cuarentena

Son todos contenidos bien situacionales que funcionarían solamente en este contexto de pandemia y cuarentena.

La idea es seguir aportando valor a los usuarios que nos siguen en redes sociales. No perdamos ese contacto y relación que tanto nos costó conseguir.

Explorar nuevas oportunidades

Con una marca que se vio obligada a cerrar su atención al público en los 3 locales físicos empezamos a trabajar desde el día 1 de la cuarentena en la venta vía WhatsApp.

Obviamente que las ventas mediante WhatsApp no funcionan por sí solas de la nada, tienen que tener un motor que lleve tráfico hacia el WhatsApp de la marca. Y el motor perfecto es la publicidad en redes sociales.

Haciendo publicidades de Facebook e Instagram con los objetivos de tráfico o de mensajes se pueden lograr maravillas.

Si bien admito que al principio nadie le tenía mucha fe, en los primeros 10 días de cuarentena la facturación por WhatsApp alcanzó a la facturación lograda en 30 días en uno de los locales. ¡No es poca cosa!

Ahora, no es tan simple como abrir el administrador de anuncios, apretar en “crear campaña” con el objetivo de recibir mensajes y listo. Hay que saber bien cómo hacer publicidad en redes sociales de una forma rentable y eficaz.

Sobre todo en cuanto al tipo de contenido que se puede publicar, porque recordemos algo importantísimo: la población está encerrada en su casa en contra de su voluntad, y tienen que descargar su frustración por algún lado. El lugar perfecto para hacerlo son las redes sociales.

Por eso mismo hay que tener mucho cuidado con el contenido que vamos a subir. Mi recomendación es no ir con mensajes de venta directa, sino con un mensaje de “seguimos haciendo lo posible para estar cerca tuyo”. ¡No alimentemos a los trolls de internet!

De esta forma podemos ser percibidos como una marca que hace lo posible para estar cerca del consumidor en vez de ser percibidos como unos buitres oportunistas. Porque al fin y al cabo de eso se trata todo esto: de mantener lazos y contacto con nuestra comunidad.