Hoy quiero escribir sobre algo que me llamó mucho la atención con respecto al popular servicio de streaming. No hace falta que presente al gigante del entretenimiento Netflix, ni tampoco al gigante de los comics Marvel. Pero sí hace falta que introduzca la presencia de estos dos juntos en el mercado: Netflix y Marvel están produciendo series juntos y es una realidad.

Este fenómeno consiste en cuatro series (Daredevil, Jessica Jones, Lucas Cage e Iron Fist), que verán su máximo resplandor en una quinta serie que unirá a todas ellas. Si bien Marvel ya llevó películas al cine (y con gran éxito), su movimiento de introducirse al mundo del streaming genera cierto asombro. Es verdad que la primera serie emitida de estas cuatro, Daredevil, que se trata de la vida de Matt, un hombre ciego que es abogado de día y justiciero por la noche, fue aclamada por la crítica e incluso renovada por una segunda temporada en 2016. Lo mismo pasó con la segunda serie emitida, Jessica Jones (a excepción de que no se sabe si tendrá una segunda temporada), que se trata de una investigadora privada con fuerza sobrehumana que resigna el rol de superhéroe a fin de enfrentar a su némesis, un antiguo amor que tiene el poder de la persuasión.

netflix y marvel

 

Con el éxito de estas dos series, el resultado de las próximas dos está casi garantizado, y más teniendo en cuenta que la próxima serie en el cronograma es Lucas Cage, quien aparece frecuentemente en Jessica Jones, y tiene no sólo fuerza sobrehumana, sino también una piel resistente a absolutamente todo.

Poco se sabe de la cuarta serie, pero sí se conoce que estas cinco ocurren en el mismo lugar, Hell’s Kitchen, lo que genera que al ver una de estas series, uno sienta más cerca las demás, como una especie de conexión entre ellas.

Muchas veces se vieron alianzas, absorciones o colaboraciones entre grandes empresas, así como pasó con la marca de auriculares “Beats by Dre” con Apple, o Facebook con Whatsapp, o el fallido intento de Burger King para crear una hamburguesa en conjunto con McDonald´s por el Día de la Paz. En este caso, me pareció interesante contar un poco de esta novedad (o si alguno quiere llamarlo “modelo de negocios”), que en mi opinión personal, no puede resultar en otra cosa que en éxito.