Samsung hizo una jugada MUY peligrosa que involucra 100% a Apple. Es una promoción algo extraña, pero verdadera.

Consiste en entregar un iPhone como forma de pago para comprar un celular marca Samsung. Lo extraño y novedoso fue que para comunicar esta acción Samsung recurrió a la publicidad en Instagram.

No solo eso, sino que en la parte de “segmentación” apuntó directo a los usuarios de iPhone (que son super leales a la marca).

Veamos cómo resultó todo esto: 

Fuente: Instagram de @desnudandoelmarketing