Por Macarena Ramírez Ball (@macarball)

Conmemorando sus 130 años, Falabella se renueva y presenta su nueva imagen dejando atrás los colores blancos y verdes que la distinguieron por tantos años.

“Quisimos renovar nuestra imagen corporativa e incorporar en ella los pilares culturales que guían nuestro trabajo diario y que nos permitirán seguir superando las expectativas de los consumidores”, indicó en un comunicado de prensa Gastón Bottazzini, gerente general.

Este es el nuevo logo de Falabella:

Muchas grandes marcas están cambiando su imagen lo cual es relativamente lógico, pues en muchos casos sus públicos cambian e incorporan generaciones nuevas.

Es, aún así, complicado cuando de pelear contra la recordación y el posicionamiento se trata, más aún, si consideramos que las personas recuerdan un 40% más los hechos gráficos que los escritos.

Mientras más lujosa es la marca, más “se le exige” en la calidad del diseño del logo si este se modifica.

Rebranding es innovar, actualizar, mejorar la identidad de marca, no tendría sentido hacerlo sin razón alguna.

En el caso de Falabella, el presidente de la empresa, Carlo Solari, destacó que actualmente tiene presencia en siete países de la región, con su sede principal en Chile, y que continuarán desarrollando un ecosistema físico y digital que potencie las capacidades de sus distintas unidades de negocio, como Tottus, Sodimac y Linio, y esperan abrir 95 tiendas y 5 centros comerciales dentro de los próximos cuatro años.

¿Qué opinás de este nuevo cambio de imagen?¿Tiene sentido?¿Vale la pena?