Si tenés tu propio emprendimiento, trabajas en marketing o simplemente te interesa la mercadotecnia, es 100% necesario que tengas perfectamente en claro cuál es la propuesta de tu marca.

La propuesta de marca es la principal responsable de generar emociones y experiencias memorables en la mente de los consumidores. Conocer tu propia propuesta es una de las claves del marketing.

En este artículo vamos a ver los 2 componentes de las propuestas marcarias. Antes de empezar voy a poner sobre la mesa la principal consigna de este artículo:

En los negocios tangibles (venta de productos) lo que se busca es intangibilizar la propuesta. En los intangibles (venta de servicios), lo que se busca es poder tangibilizarla.

Propuesta de marca

Parte tangible de la propuesta

Generalmente al pensar la propuesta de la marca únicamente se piensa en este aspecto: el tangible.

La parte tangible corresponde a los productos que ofrece la marca, así como toda la parte física (que se puede tocar). Un ejemplo perfecto es todo lo que hace al ambiente de la marca (mobiliario, artículos de decoración, etc).

Si uno puede hacer un listado de los elementos tangibles de la marca, tiene un poder enorme sobre el negocio. ¿Por qué? Porque tiene autoconocimiento de su propia marca.  

Para ejemplificar, vayamos a lo difícil, al extremo.

Ejemplo de tangibilidad

Una marca de ropa que únicamente vende por redes sociales. ¿Donde está la tangibilidad más que en el producto?

En este tipo de casos, tangibilizar la propuesta es una opción excelente. Esta parte de la propuesta no sería sólo el producto (ropa) que se vende, sino también puede ser:

  • Stickers de la marca (como hace Apple)
  • Packaging atractivo
  • Bolsas donde se entrega el producto
  • Regalos con la compra (como parte de promociones también)
  • Accesorios de regalo (separadores de libro, pins para la ropa, etc)
pins de ropa marketing

Los pins y otros accesorios como parte de la propuesta tangible de la marca.

Ahora parece obvio, no? Esos detalles suman muchísimo, y es porque le suma a la propuesta de la marca un aspecto lúdico (la magia y alegría de los regalos).

Parte intangible de la propuesta

El aspecto intangible corresponde más a la parte sensorial o de experiencia de la marca. Como dije al principio, los que se dedican a la venta de productos físicos tienen muchos problemas para poder “intangibilizar” un poco más su propuesta.

La principal forma de poder darle a la propuesta elementos intangibles puede ser:

  • Servicio de pre venta (asesoramiento antes de la compra)
  • Atención durante la venta (destacarse por el servicio)
  • Servicio pos venta (asegurarse de que todo salió mejor de lo que se esperaba)
  • Generar experiencias de compra
  • Marketing sensorial (impacto visual, marketing olfativo, etc).

Más alla de las mejoras o implementación de los servicios, me interesa especialmente la experiencia de compra ligado al marketing sensorial.

Poder implementar el uso de colores u olores específicos es una forma genial de poder intangibilizar la propuesta de marca, con el fin de aumentar el recuerdo en el consumidor.

Conclusion

La propuesta de marca tiene 2 componentes: tangible e intangible. Las marcas que venden productos físicos van a querer intangibilizar más su propuesta. Los que venden servicios, intentarán tangibilizarla con los elementos mencionados.

Este juego de tangible/intangible se hace para poder aumentar el recuerdo de los consumidores y jugar con los elementos para dar una verdadera experiencia de marca.

 

 

Resumen
Fecha
Tema
Los componentes de la propuesta de marca
Rating
51star1star1star1star1star